¿Quiénes deben considerar la contratación de un seguro de vida?

Seguro de vida - EstoySeguro

Al contrario de lo que se piensa, no sólo las personas mayores se preocupan de tomar este resguardo. Conoce el perfil de quienes cotizan seguros de vida.

Los seguros de vida son la mejor solución para proteger económicamente a la familia, ya sea en caso de fallecimiento o de invalidez. Aunque la tendencia indica que mayoritariamente son productos contratados por personas de edad avanzada, es cierto que pactar una póliza durante la juventud tiene varias ventajas.

Habitualmente, las personas más dispuestas a cotizar seguros son quienes tienen a familiares dependientes de ellos, con el fin de garantizar el bienestar económico de sus seres queridos en caso de una desgracia.

Por su parte, quienes desean contratar seguros de vida también pueden tener en mente la idea de pagar gastos de sepultura o deudas pendientes tras su fallecimiento; o bien, lo que desean es cumplir con los requisitos de un crédito, como es el caso del hipotecario, que normalmente exige este producto tras evaluar a los clientes.

Según los expertos, es fundamental informarse antes de elegir un seguro de vida. Para ello, es recomendable conocer y comparar las distintas pólizas. Una manera de hacerlo es visitando la plataforma web EstoySeguro.cl, que reúne la oferta de distintas empresas aseguradoras.

“En este sitio web es posible revisar los distintos tipos de seguro y simular cuánto es lo que pagarías por uno de vida. Es muy simple: el cliente solo debe completar el formulario con los datos que requiere una aseguradora, como edad, sexo, consumo de cigarrillos, ocupación, etc., y podrá recibir una cotización con el producto más adecuado, información de la aseguradora y el monto mensual en UF”, explicó Juan José Santa Cruz, gerente general de Estoy Seguro.

Al momento de contratar el seguro de vida, es importante que la persona sepa que puede designar a uno o más beneficiarios, es decir, las personas que recibirán el dinero después de su muerte. Sin embargo, si el cliente elige a más de uno, también deberá decidir cómo se dividirá el dinero entre ellos.

Además, podrá designar a un segundo beneficiario, que reciba el pago en caso que el beneficiario original muere antes que usted. Y, si no tiene a quién asignarle esta responsabilidad, podrá nombrar a una institución para que reciba el dinero y lo reparta de la forma que determine.

Según los expertos, mientras se mantenga vigente el seguro de vida ─es decir, con los pagos al día─ es importante que los beneficiarios conozcan cuál es el procedimiento para activar el cobro de la póliza.

Por último, es importante recordar que un seguro de vida no es una inversión. En esos casos existe un riesgo financiero, donde se podría ganar o perder dinero. Por el contrario, los seguros de vida son un beneficio garantizado por causa de muerte o invalidez.