Manteniendo las finanzas en orden

aplicaciones para mejorar tus finanzas

A la hora de ahorrar sobran las páginas de internet prometiendo fórmulas infalibles para que alcances tu meta financiera y sobran los bancos que ponen a disposición de sus clientes páginas con consejos muchas veces ininteligibles para el común de la población. Sin duda ahorrar en el siglo XXI no es lo mismo que antes y hay dos ejes principales que tenemos que tener en cuenta a la hora de buscar ayuda para guardar dinero.

En primer lugar, tenemos que tomar conciencia con respecto a lo que verdaderamente significa ahorrar. Ahorrar no solo implica el guardar parte de nuestras remuneraciones para alguna meta futura, sino que significa a su vez el hacer pequeños recortes en nuestro presupuesto terminando así con ciertos gastos innecesarios. Ahorrar es ordenarse y saber en qué gastamos y por qué gastamos.

En segundo lugar, más que buscar consejos en distintas partes o querer adentrarnos específicamente en el mundo de la jerga financiera, podemos ayudar nuestras ganas de ahorrar con herramientas que tenemos a mano día a día como lo es la tecnología. Sin dudas el 2016, será un gran año para los desarrolladores de aplicaciones.

Tomando en cuenta el concepto de ahorro, se sugiere que el ahorrar sea ayudado tanto por la constancia como la consciencia. ¿Qué quiere decir esto? Debemos ser constantes en todos los meses conocer nuestros ingresos y egresos de dinero, así como debemos tener constancia en la limitación de nuestros gastos. A su vez, debemos ser conscientes sobre nuestros gastos conociendo a cabalidad nuestros ingresos y nuestra situación financiera. Para ahorrar no sirve ver nuestra cartola de banco una vez por mes, sino que debemos saber en qué van nuestras finanzas siempre. Aquí es donde entra en juego la tecnología, ya que hoy en día aplicaciones de nuestros smartphones o tablets pueden ayudarnos a ser tanto constantes como conscientes en lo que respecta a nuestras finanzas. Aplicaciones como “Moni” nos ayudan a la hora de querer ahorrar ya que podemos llevar un registro de nuestros ingresos y egresos de dinero y tenerlos a la palma de la mano siempre. Otros programas como “MoneyControl” nos permiten personalizar de mejor manera nuestro registro financiero así como también nos permite ver nuestra información a través de gráficos. Otras aplicaciones como “Spendometer” sirven para crear un presupuesto y ceñirse a él mediante el ingreso de nuestros gastos.

En conclusión, hoy en día por más consejos que estén orbitando la web, incluso aquellos que puedan dañar tu reputación, a la hora de ahorrar es tremendamente bueno el tener nuestra información financiera a nuestro alcance siempre. Las aplicaciones de smartphones o tablets nos ayudan a ser tanto constantes como conscientes, ya que nos proveen un método lúdico para registrar nuestras finanzas. Además, la movilidad de nuestros aparatos electrónicos hace que el andar con una aparatosa y a veces desordenada agenda con nuestros movimientos financieros quede en el pasado. De los miles de consejos a la hora de ahorrar, ser constantes con el método que elijamos y ser conscientes de que tenemos y de cómo lo gastamos son los dos métodos más útiles para alcanzar nuestras metas financieras a futuro.